Obispos de Colombia al Papa: La paz ahora no es un propósito nacional
28/03/2022

Ilustración comunidad DSRO

«Vinimos a compartirle al Santo Padre los grandes dolores y desafíos de Colombia». Así lo expresaron los obispos de la presidencia de la Conferencia episcopal de Colombia a Vatican News, tras la audiencia de este jueves, 24 de marzo, con el Papa Francisco.

Y es que no se puede hablar de Colombia sin hablar de reconciliación y de paz, de los más de 50 años de conflictos armados, de narcotráfico, desplazamientos forzados, inequidad y muerte, pero tampoco se pueden ignorar las riquezas de un pueblo que van desde su cultura hasta una profesión de fe, mayoritariamente católica, y que no abandona la esperanza y lucha por una mejor calidad de vida y dignidad humana.

Todos estos han sido temas tratados en los 40 minutos que duró el encuentro del Pontífice con monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia episcopal de Colombia (CEC); el vicepresidente, monseñor Omar Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán, y monseñor Luis Alí Herrera, auxiliar de Bogotá y secretario de la CEC. Una conversación «abierta, serena y sincera» coincidieron los prelados donde se habló de evangelización y sinodalidad y la difícil realidad nacional con sus luces y sombras.

La razón de ser de la Iglesia

«Es una oportunidad maravillosa poder encontrarnos con el Santo Padre para hablar de lo central, de la razón de ser de la Iglesia católica en todo el mundo, que es la evangelización», comenta monseñor Rueda, al destacar que el proceso sinodal, el espíritu sinodal, ha sido el primer tema tratado con Francisco. En especial, los obispos colombianos agradecieron la clave que el Pontífice ha propuesto a la Iglesia para «tratar de entendernos primero como pueblo de Dios y luego, como pueblo de Dios en camino».

En este sentido, el arzobispo de Bogotá confirmó que el camino sinodal ha sido asumido en cada una de las jurisdicciones eclesiásticas, donde se ha realizado una profunda consulta sinodal y se ha podido dialogar con distintos sectores humanos, las academias, los líderes sociales, los indígenas, los afroamericanos, niños, jóvenes y movimientos apostólicos. Sin embargo, el prelado insistió en la necesidad de que el Sínodo y la sinodalidad no se conviertan en una frase, sino en «una actitud, una manera de ser Iglesia, una manera de ser pueblo de Dios».

La importancia de la I Asamblea Eclesial Latinoamericana, en noviembre, que ha avanzado paralelamente con el camino sinodal, también fue tema de conversación con el Pontífice. Y al respecto, el presidente de la CEC destacó que «desde hace muchos años, motivados por el CELAM (Consejo episcopal latinoamericano) y por el Concilio Vaticano II, la Iglesia latinoamericana «ha aprendido a ser pueblo de Dios y en esto llevamos un avance y sensibilidad mayor de sinodalidad», agregó, con respeto a otras iglesias.

Inequidad y pobreza escandalosas

«Por supuesto que Colombia tiene avances, tiene cosas positivas, ha hecho evoluciones en todos los campos incluso, en lo social, hay un gran sentido de solidaridad, por ejemplo, con la cuestión de la migración, pero tenemos grandes dolores, grandes desafíos que compartimos con el Santo Padre». Éstas las palabras de monseñor Sánchez, al dividir estos retos en tres grandes grupos: la inequidad, la pobreza y la ilegalidad.

El «abismo enorme» en temas de inequidad y pobreza en Colombia fue ilustrado por el arzobispo de Popayán con cifras: Cerca de 7 millones de personas viven en pobreza absoluta y 21 millones de personas, según las últimas estadísticas, pasan hambre: «En la grande plataforma económica que tiene el país, no se logra integrar a tantos pobres. Hay una pobreza muy distante de los grandes capitales, y eso escandaliza, esa brecha duele y la compartimos con el Santo Padre».

En este contexto, el vicepresidente de la CEC subrayó que esta situación ha provocado reclamaciones sociales, de derechos sociales, por parte de esa pobreza que «ya no guarda silencio» y que se ha traducido en manifestaciones, paros, y protestas que son la expresión del «dolor que está en la estructura del país».

Narcotráfico, insurgencia e ilegalidad

El tema de la ilegalidad y también de «esa legalidad» que, de alguna manera, se mueve a partir de la ilegalidad, la producción de coca y de otros cultivos de uso ilícito y su consecuencia directa, el narcotráfico, también fueron tocados en el encuentro con Francisco.

«Colombia está atrapada en una herradura», explica monseñor Sánchez al hablar de los territorios que en Colombia engloban el negocio del cultivo, el tráfico y la violencia armada por su dominio y control. «Ahí, la maquinaria de guerra se fortalece con esos capitales y, por supuesto, ahí también hay muchas víctimas, hay reclutamiento forzado, ahí hay temas muy graves de asesinatos por temas políticos, por temas de Derechos Humanos, por temas de reclamación de territorios, temas ambientales, en fin, digamos que esa es una amenaza muy grande para el país.

Violencia: Una pandemia que no quiere irse de Colombia

«La apuesta de paz en el país se ha ido a la sombra, ha bajado en el marco de interés nacional, nos hemos resignado al conflicto». Con estas palabras describe el arzobispo de Popayán el tema de la reconciliación y la paz que tanto preocupa al Papa Francisco. Tras hablar de los acuerdos de desmovilización de una de las guerrillas (FARC) en La Habana, el prelado colombiano, afirma que sus débiles resultados han impedido un «verdadero clima de paz», que «lo haya saboreado la sociedad civil y lo haya valorado como para querer continuar en esa batalla.

«Digamos que la paz ahora no es un propósito nacional. Digamos que los colombianos, los grupos que lideran lo político, no consideran que la paz sea una variable determinante», enfatizó el arzobispo de Popayán, no sin antes manifestar que espera que las «nuevas contiendas electorales le den un poco más de proyección a estos grandes temas».

Se acerca la beatificación de la Madre Berenice

Monseñor Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Bogotá y secretario general de la CEC comentó a Vatican News los diversos encuentros que ha tenido la presidencia de la CEC en su paso por los dicasterios de la Santa Sede. En particular, mencionó la visita a Propaganda Fide, con el cardenal Luis Antonio Tagle, a quien presentaron la situación de los nueve vicariatos apostólicos del país y de algunas diócesis que, a pesar de ser territorios muy pobres, «hacen un trabajo evangelizador y misionero muy importante». De igual manera, la Comisión para América Latina y la Congregación para la Causa de los Santos, fueron también dos importantes visitas.

«Hicimos como una lista de nuestros datos y de todas aquellas personas que están en proceso de beatificación y de canonización. La próxima será la madre Berenice, una mujer muy santa que hizo un trabajo apostólico hermoso y es la madre de todas las Hermanas de la Anunciación que, en Colombia y en tantas regiones de Latinoamérica, tienen una extensión evangelizadora muy importante».

Historial

Ilustración corregimiento El Aro, Ituango.

Campaña reviviendo la esperanza: Corregimiento El Aro – del 18 al 23 de octubre del 2022

La Diócesis de Santa Rosa de Osos, con su Pastoral Social, y la Fundación Universitaria Católica del Norte, se vinculan en la Campaña: REVIVIENDO LA ESPERANZA, que busca acompañar a la comunidad del Corregimiento de EL ARO – Ituango (Antioquia)
Monseñor Elkin Fernado Álvarez Botero

Monseñor Elkin Fernando Álvarez nuevo Administrador apostólico

Con total satisfacción se realizó el cierre del proyecto ECHO en si versión 2021 en las comunidades de Raudal Viejo, La Paulina y el Pescado del municipio de Valdivia; en las comunidades de Cuturú y Río Viejo en el Municipio de Caucasia; la vereda Ocurú Medio del Municipio de EL Bagre y las comunidades de El Limón, La Porquera y el Cristo del Municipio de Zaragoza.
Cierre del proyecto ECHO

Cierre del proyecto ECHO versión 2021

Con total satisfacción se realizó el cierre del proyecto ECHO en si versión 2021 en las comunidades de Raudal Viejo, La Paulina y el Pescado del municipio de Valdivia; en las comunidades de Cuturú y Río Viejo en el Municipio de Caucasia; la vereda Ocurú Medio del Municipio de EL Bagre y las comunidades de El Limón, La Porquera y el Cristo del Municipio de Zaragoza.
Representación de Jesús partiendo un pan y ofreciéndolo.

¿Resucitamos con Cristo? Cinco signos de vitalidad cristiana

Revisemos, pues, estos signos en nuestra existencia y práctica cristiana; ellos nos dirán si verdaderamente hemos resucitado con Cristo.